Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/clients/65adc89ea51b57c57fc09b46416e8a38/web/wp-includes/pomo/plural-forms.php on line 210
Dynamo International – Street Workers Network | No Way to Treat a Child : La acción de DEI Bélgica y de Dynamo International – Street Workers Network sobre la situación de los nin@s detenid@s en Palestina

No Way to Treat a Child : La acción de DEI Bélgica y de Dynamo International – Street Workers Network sobre la situación de los nin@s detenid@s en Palestina

Clément Tilly, practicante del Servicio Civil de Francia en Dynamo International, participó en la reunión organizada por Defensa de los Niños Internacional (DEI) Bélgica, sobre la presentación de «La situación de los niños detenidos en Palestina» y sobre la colaboración entre DEI y Dynamo International. A continuación, su artículo.

LA SITUACION DE LOS NINOS DETENIDOS EN PALESTINA

Cada año, las autoridades militares israelíes encierran y persiguen judicialmente a 700 niños palestinos. La principal implicación del sistema judicial militar en los territorios ocupados es que las autoridades legislativas y judiciales están bajo la custodia de un jefe militar. Ni las leyes, ni la forma en que se aplican, están sujetas a un órgano democrático que tenga derecho de control sobre ellas. Así se regulan y controlan todos los aspectos de la vida de los palestinos.

Este sistema crea decretos militares particularmente severos a semejanza del orden 1651. Este último proporciona las bases jurídicas para el arresto y la detención de palestinos, incluida la detención administrativa, que puede tener lugar durante períodos prolongados y sin juicio. La infracción de «lanzamiento de piedra» puede, por ejemplo, ser sancionada con 10 años de prisión según este decreto. Insultar «el honor de un soldado», sin que se sepa siquiera lo que esto implica, se castiga con un año de detención. El decreto permite a los militares detener a cualquier persona en cualquier momento sin razón especial. Los niños menores de 12 años no pueden ser procesados judicialmente, pero ello no les impide ser detenidos e interrogados a veces durante varias horas antes de ser puestos en libertad. En cambio, los mayores de 12 años pueden ser detenidos y llevados ante un juez por simple sospecha, lo que significa que no se ejerce ningún control sobre esas detenciones. Por otra parte, es evidente que el sistema judicial al que se entregan esos niños dista mucho de ser independiente de las autoridades militares.

Cuando son detenidos, los niños son internados en cárceles, a menudo aislados e interrogados de una manera que equivale a la tortura para el derecho internacional, con el único fin de arrancarles confesiones, tanto verdaderas como inventadas. Los niños y sus familias están amenazados y se les piden nombres (lo que perpetúa el círculo de detenciones de menores). Sin embargo, la mayoría de los niños no tienen nada que reprocharse y han sido víctimas de incursiones en mitad de la noche, por pertenecer a comunidades situadas no lejos de la infraestructura de ocupación (carreteras estratégicas, muros de separación, puestos de control…) o por haber estado cerca de lugares de manifestación, como por haber cometido delitos. Durante las detenciones, estos menores son muy a menudo víctimas de violencias físicas o verbales (manos atadas, ojos vendados…).

Desde el momento de su detención, los jóvenes palestinos son encerrados y no pueden ser puestos en libertad bajo fianza, pese a que esa es la norma en el sistema de justicia civil de Israel. Peor aún, no pueden ver a sus familiares, ni siquiera a un abogado, antes de comparecer ante un juez, a veces hasta 72 horas después de su detención. En efecto, la ley marcial permite la detención de niños de 24 horas (para los de 12-13 años) hasta 72 horas (para los de 16-17 años) antes de un posible juicio. Muy lejos de las 12 horas máximas autorizadas por la justicia en Israel.

La excepción se convierte, pues, en la norma, y más aún, cuando se trata de niños procedentes de los territorios ocupados. Por consiguiente, a menudo se detiene a los niños durante varios meses (de 6 a 9 meses en promedio), a veces incluso antes de que comience el juicio, y esto tiene evidentemente consecuencias desastrosas para su desarrollo y, en particular, para su educación. En la mayoría de los casos, se les impondrá una condena condicional por delitos imaginarios o exagerados y se les impondrá un período de prueba de tres a cinco años durante el cual el menor incumplimiento de su deber los llevará directamente a la cárcel. Por ejemplo, la política de terror aplicada a los jóvenes palestinos a través de la ley marcial tiene como objetivo controlar a esos niños palestinos, sus familias y sus comunidades por miedo. Por lo tanto, el sistema funciona como se había previsto.

Es importante recordar que los principios y normas del derecho internacional exigen que la detención de menores sea una medida de último recurso y se utilice durante un período mínimo de tiempo. Ahora bien, la situación en Palestina es exactamente lo contrario de esas recomendaciones desde la aplicación de la ley marcial en 1997, cuando el ejército israelí comenzó a ocupar Cisjordania y la Faja de Gaza.

La acción de DEI Bélgica y de Dynamo International – Street Workers Network

En 2015, la campaña “No Way to Treat a Child” nació en los Estados Unidos bajo el impulso de activistas y con la ayuda de Defensa de los Niños Internacional (DEI). La idea es ejercer presión, a través de campañas de sensibilización, sobre el Congreso de los Estados Unidos para que la cuestión se convierta en un punto central de la política hacia Israel. En efecto, los Estados Unidos han asignado una parte de su presupuesto exterior a un apoyo militar de Israel. Por consiguiente, sería posible aprobar una ley que prohibiera que la ayuda financiera estadounidense se utilizara para este tipo de prácticas, lo que constituiría un avance importante. La campaña también está presente en Europa y trata de influir en las instituciones europeas y en los actores de la sociedad civil como Dynamo International.

En estas esferas de decisión, el objetivo de la campaña es poner sobre la mesa el tema de los derechos humanos y los derechos del niño. Cuando se trata de la problemática Israel/Palestina, las discusiones giran más bien en torno a la política internacional como el tema de la solución de dos estados. Raramente se trata de temas como los niños encerrados y torturados, y las violaciones de los derechos humanos que se cometen en los territorios ocupados. En el terreno, la organización también se propone capacitar a abogados palestinos sobre las particularidades de los derechos del niño.

Además, la colaboración entre DEI Bélgica y DEI Palestina y Dynamo International ha dado lugar a un proyecto de cinco años, cuyo objetivo principal es desarrollar un entorno más protector y respetuoso de los derechos de los niños palestinos, mediante la creación de «centros de defensa socio legal» (CDSL). El objetivo de estos centros es proporcionar una asistencia socio jurídica de calidad a los niños y a sus familias, garantizando un enfoque participativo centrado en el niño y su interés superior.
La pluridisciplinariedad es también un aspecto central de las CDSL y los profesionales procedentes de diferentes disciplinas (derecho, medicina, psicología, educación de calle…) deberán intervenir en estos centros. También se prevén actividades de sensibilización y de ayuda a la reintegración. La Red Internacional de educadores sociales de Calle colabora con el objetivo de reforzar la dimensión de educación de calle del proyecto y de colaborar en la estructuración de una plataforma palestina de educadores de calle que podría integrarse a la red a largo plazo.

El objetivo de la acción combinada de Dynamo International y de DEI es provocar cambios estructurales en el sistema de justicia al que se enfrentan los niños palestinos y garantizar sus derechos frente a las numerosas derivaciones de este sistema.

Para más información : DEI Palestina, campana “No Way to Treat a Child”, Defence for Children International

No Way to Treat a Child : La acción de DEI Bélgica y de Dynamo International – Street Workers Network sobre la situación de los nin@s detenid@s en Palestina